Texto normal Texto grande Texto Supergrande Alto contraste
Principal Inicio English version English
Portada
Información de
los premios
Obras premiadas
Autores finalistas
1977 - 2014
Prólogos y
otros textos
Medios de comunicación

Premios del Tren de Poesía y Cuento:Prólogos y otros textos
  Premios del tren 2002
 
   Índice de prólogos
 

 Presentación "Premios del Tren 2002"

La Fundación de los Ferrocarriles Españoles ha editado las obras ganadoras de los Premios del Tren 2002. La presentación del libro corre a cargo del crítico literario Rafael Conte,
que reproducimos a continuación.

"Antonio Machado" y "Camilo José Cela", los nuevos Premios del Tren
Dos concursos, dos géneros, diez textos y un libro
Rafael Conte

 

El día 12 de diciembre del año 2002, y en la sede de la Fundación Camilo José Cela, Marqués de Iria Flavia, se proclamaron y entregaron en su primera edición los dos nuevos concursos literarios de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, que ha multiplicado por dos -uno para la poesía y otro para el cuento- el legado del ya clausurado concurso "Antonio Machado" de cuentos, que se cerró el año anterior en su vigesimoquinto aniversario, para reordenar, según inspiración del propio Cela, un material literario excepcional que ha acompañado nuestro patrimonio cultural durante el pasado cuarto de siglo, como si fuera de esa manera el testimonio democrático de nuestra actual literatura en libertad. Un jurado compuesto por representantes de ambas Fundaciones -la de los Ferrocarriles Españoles y la del Marqués de Iria Flavia- designaron los nombres de los diez galardonados (dos en poesía y ocho en cuento) en esta doble primera convocatoria, que pone de nuevo en marcha esta renovada singladura.

Una nueva ruta se abría ante estos premios, que ni siquiera se han visto afectados por la indeseable emergencia de una de las peores catástrofes naturales que ha conocido España a lo largo de su historia, la de esa "marea negra" que ha invadido su territorio precisamente a través de las costas gallegas, del "chapapote" que frente a ellas ha depositado el naufragio del tambaleante, partido y naufragado petrolero "Prestige" a lo largo de las cercanas playas y acantilados de la Costa de la Muerte, tan queridas como bien cantadas por Camilo José Cela en su última gran novela "Madera de Boj", escrita precisamente en esos mismos lugares, a orillas del Sar, ese río de Padrón que también cantó Rosalía de Castro y a cuya vera se halla el cementerio de la Colegiata de Iria Flavia, donde reposan de través y a la sombra de un gran olivo, los restos de nuestro último premio Nobel de Literatura.

El fallecimiento de Camilo José Cela, en enero de 2002, interfirió el decurso general de estos Premios del Tren en pleno proceso de transformación. Y como en mi posición de colaborador de ambas empresas e instituciones -pues por una parte ya me había incorporado como jurado en la convocatoria anterior del antiguo premio "Antonio Machado" de relatos, y por la otra el propio Cela me mantenía hasta su muerte como subdirector de su revista "El Extramundi y los Papeles de Iria Flavia"- me encargué primero de la edición final del libro resultante de la anterior convocatoria y de la otra que conmemoró en su conjunto los XXV años del premio "Antonio Machado", que, según los deseos del propio Cela se clausuraba como tal, abriendo paso a estos otros dos concursos que ahora presentamos en su primera convocatoria y según sus nuevas denominaciones. De esta transición me confieso ya responsable habiendo corrido a mi cargo, en colaboración con la Fundación de los Ferrocarriles Españoles a través de su Patronato, y de su Coordinador de Actividades Culturales, Juan Altares, sobre todo, las negociaciones con dicha Fundación, la organización de sus nuevos "prejurados" seleccionadores (otro puesto que la muerte del escritor amigo y colaborador Mariano Tudela nos había dejado vacante por desdicha para todos y que había que transformar para dar entrada a representantes del mundo de la poesía) y la elaboración de las nuevas bases que iban a regir ambos concursos. Todo lo demás abrió después el trabajo posterior, con ciertas prisas dadas las muertes citadas, la tardanza en adoptar las decisiones y los plazos a observar para la recepción de los textos, su lectura y la adopción de las decisiones finales, que culminaron el pasado mes de diciembre con la gran ceremonia de concesión y proclamación de estos dos primeros premios "Antonio Machado" de poesía y "Camilo José Cela" de relatos de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, en la sede del Aula Magna en el auditorio "Nicasio Pajares", de la Fundación Camilo José Cela, Marqués de Iria Flavia, en la pedanía de Iria Flavia del municipio coruñés de Padrón.

A pesar de las prisas, apremios y cortedad de los plazos, el resultado de esta convocatoria no ha podido resultar más optimista. Se han presentado a los dos premios mil seiscientos ochenta y nueve trabajos, lo que ha permitido a los nuevos jurados de preselección, y al jurado definitivo, la selección de dos poemas excelentes y de ocho relatos espléndidos que son los que aquí presentamos. El jurado final estuvo compuesto por un servidor (Rafael Conte) como Coordinador del Comité de Lectura, el editor Jesús García Sánchez, coordinador de poesía del mismo Comité, el catedrático José Luis González Quirós, vocal del Patronato de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Manuel Núñez Encabo, Director de la Fundación Antonio Machado, Norberto Luis Romero ganador del anterior XXIII Premio de Narraciones Breves "Antonio Machado", Juan Miguel Sánchez García, vocal del Patronato de la Fundación de los Ferrocarriles, Darío Villanueva, catedrático y Vicepresidente de la Fundación Camilo José Cela, y Juan Altares Lucendo que actuó como secretario.

El premio "Antonio Machado" de poesía, en su primera convocatoria, fue concedido al poema "Estación de paso", del valenciano Vicente Gallego, quedando como segundo galardonado "Luz que se enciende y se apaga", del madrileño Luis Muñoz. El primero obtuvo 15.000 euros de galardón, y el segundo 5.000. Ambos son dos poetas ya conocidos de las últimas generaciones, pues el primero ya fue premio Loewe de poesía (por "Santa Deriva", uno de los raros "best-seller" del género), y el segundo también finalista en ese mismo concurso, habiendo obtenido asimismo los premios "generación del 27" y "Ojo critico".

El premio "Camilo José Cela" de relatos, en su primera convocatoria, recayó en "Plomo en el corazón", del escritor y profesor de instituto murciano Miguel Sánchez Robles, que consiguió un premio de 15.000 euros, quedando finalista el escritor Héctor Vázquez Azpiri (Madrid) con su relato "Más lejos que el otoño", que obtuvo 5.000 euros como segundo premio. Al mismo tiempo, fueron galardonados con otros accésit de 500 euros cada uno los escritores y cuentos siguientes: "El bohemio que pintaba trenes" del asturiano Víctor Alperi Fernández; "El coito" de Juan Cánovas Ortega (Sabadell); "Variación Conrad", de Manuel Darriba (Lugo); "El tren de los panaderos" del gaditano Manuel Jurado López; "La bulla" de Fernando Maestre Pérez (Valladolid) y "Un caso curioso" del madrileño Pedro Luis Pérez Lamas.

El acto de proclamación y entrega de los premios tuvo lugar en Iria Flavia (Padrón), en el Aula Magna "Nicasio Pajares", de la Fundación Camilo José Cela, y fue presidido por la Presidenta de dicha Fundación "Camilo José Cela", marqués de Iria Flavia, la viuda del premio Nobel, Marina Castaño de Cela, a la que acompañaron Miguel Corsini, presidente de RENFE y de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, y la Directora Xeral de Promoción Cultural de la Xunta de Galicia, María del Carmen García Campelo. Y sobre una Galicia embarrada y contaminada, aquél día lucía el sol como si amaneciera de verdad, con este puñado de textos literarios que ahora ofrecemos a su disposición.

Madrid, 3 de febrero de 2003

© Fundación de los Ferrocarriles Españoles·   Santa Isabel, 44. 28012. MadridAviso Legal