Texto normal Texto grande Texto Supergrande Alto contraste
Principal Inicio English version English
Portada "Caminos de Hierro"
Catálogo de fotografías
Información del concurso
Exposición itinerante
Exposición antológica
El concurso visto por...
Historia del concurso
Medios de Comunicación

"Caminos de Hierro":El concurso visto por...

  Prólogo catálogo 18o "Caminos de Hierro"

 

"'Caminos de Hierro': Mayoría de edad"
José María Mellado Martínez


Presidente de la Real Sociedad Fotográfica

www.mellado.info · www.rsf.es

 

18º CONCURSO FOTOGRÁFICO

Volver al índice
 

Dieciocho años han pasado ya desde que la Fundación de los Ferrocarriles Españoles alumbrara este Certamen. Y desde el comienzo, la Real Sociedad Fotográfica ha sido fiel asesora y colaboradora. Primero, contibuyendo a la definición de las normas por las que se regiría el concurso y, a partir de entonces, colaborando en el fallo del mismo.

"Caminos de Hierro" ha sido, ya desde sus inicios, unos de los certámenes de mayor prestigio de nuestro país, y el autor que lo gana queda marcado de forma especial para siempre. Por él han pasado los mejores fotógrafos del país, amén de las miles de imágenes que se reciben cada año.

El Tren ha sido desde sus inicios motivo recurrente de inspiración para fotógrafos. Y es por eso tan difícil crear imágenes originales sobre el mismo. Pero este certamen demuestra su completa vigencia cuando, año tras año, sigue sorprendiendo con fotografías que nos provocan sentimientos o que hacen "reír a nuestra inteligencia".

Esa madurez simbólica que alcanza "Caminos de Hierro" en esta edición se manifiesta, a mi modo de ver, en la total libertad que se otorga al fotógrafo para expresarse como desee. Y el resultado es la convivencia ejemplar entre fotografía analógica y digital.

En la misma entrega de Premios de este año alguien felicitaba al ganador de la siguiente forma: "La foto está muy bien, pero lo que más me alegra es que, por fin, haya ganado una foto que no es digital". No deja de ser simpática esta frase, aún más en el momento presente cuando uno de los más grandes fabricantes ha anunciado que abandona de forma irreversible la investigación de nuevas películas químicas(¡!) en favor de su línea de productos digitales, y algunas de las más destacadas empresas del sector fotográfico y de compraventa sencillamente ya no aceptan cámaras analógicas de segunda mano.

A lo largo de la trayectoria de "Caminos de Hierro" se han premiado tanto excelentes baritados como imágenes digitales impecablemente resueltas. Y es que la fotografía digital no es un fin en sí misma, sino un camino alternativo para lograr el mismo objetivo: la expresión de la creatividad del autor con la mayor libertad posible. Y "Caminos de Hierro" ha sabido siempre otorgar esa libertad al autor.

Pero hay otra prueba aún más importante de la madurez de este Certamen:

La Fotografía se ha incorporado definitivamente y con mayúsculas al selecto grupo de las Artes Plásticas. Muchos certámenes ya no distinguen entre Pintura, Grabado o Fotografía y algunos que tradicionalmente sólo han admitido Pintura, ahora se abren al concurso de la Fotografía.

De hecho, se está produciendo un mestizaje entre Pintura y Fotografía: la Pintura está tomando prestados elementos característicos de la Fotografía, como la instantánea, la secuencia o el blanco y negro. Este mestizaje es bueno en sí mismo porque permite explorar más allá de los límites tradicionalmente impuestos en cada disciplina.

Las Galerías de Arte incorporan, cada vez más, obra fotográfica para ofrecer a sus potenciales clientes. Y lo que es mejor, ¡se vende! Cada vez son menos los que prefieren colgar una reproducción de alguna pintura famosa en el salón, que una buena fotografía original.

A la vez, y dada la nueva dimensión que va tomando la Fotografía, van perdiendo vigencia muchos concursos que no han sido capaces de evolucionar y que apenas sobreviven como verdaderos "salones decimonónicos" de fotografía.

"Caminos de Hierro" ha sabido mantener el espíritu con el que se concibió y colocarse en cabeza entre los certámenes de mayor prestigio de este país, convirtiéndose en referencia obligada entre los más vanguardistas (y a veces efímeros) y los más conservadores (y casi siempre caducos).

Y ésta es otra prueba de madurez.

© Fundación de los Ferrocarriles Españoles·   Santa Isabel, 44. 28012. MadridAviso Legal